Archive of ‘challenges-mom’ category

Time off para mamá!

lovetobetheirmom, but I also love me still

all rights reserved @lovetobetheirmom

Escrito por: Ariana Mendoza R.

Amar a nuestros hijos no debería privar nuestro amor propio. Amo ser madre pero a lo largo de este camino me doy cuenta que me sigo amando a mí misma también, y que no tiene nada de malo pensar de tanto en tanto “solamente en mi”.

Como bien lo mencioné muchas veces en el pasado: la experiencia de ser mamá es y sigue siendo una de las mejores experiencias que la vida me haya podido regalar.
Claramente a uno le cuesta adaptarse, como cualquier cambio, a una nueva forma de vida al por ejemplo asumir nuevas prioridades que muy a menudo van por encima de tus propias necesidades.

Sin embargo, como muchas mamás (espero no estar equivocada en este caso :( pero es como me siento yo aveces) olvidamos un poco nuestra propia esencia o por lo menos le ponemos pausa a ese botón que nos permitía hacer lo que se nos pegaba en gana, cuando se nos pegaba la gana, o simplemente no hacer nada si se nos antojaba.

Al paso que vamos asumiendo más responsabilidades no sólo en tema de familia, sino en el mundo laboral sea el que sea el trabajo que tengamos, en general nos damos cuenta que “vamos creciendo”, y también nos percatamos que parte de nosotros (de nuevo, espero que alguna de ustedes también se sienta identificada) desearía seguir siendo una niña.

Mi hija (con casi 4 años) tiene como mayor preocupación encontrar los colores para pintar el dibujo que acaba de hacer, y su discusión más grande (que es conmigo por las mañanas) es querer ponerse todos los días ya sea un disfraz o un vestido (y no le importa si hace frío, ó si no hay un evento especial) que simple no? y qué envidia que siento aveces.

Comparto este sentimiento con ustedes por qué si bien siempre me tome el tiempo para mantenerme saludable, hacer deporte, etc. Cuando pienso en pedir un “time off”: tiempo fuera de mi familia y del trabajo, y creo que necesito estar sola y descubrir nuevamente qué es lo que quiero hacer y cuando, o qué me apetecería comer, me entra un sentimiento de culpa que surge de pensar que estoy siendo egoísta con mi familia por quitarnos la oportunidad de estar juntos un día más en un día de sol el fin de semana por ejemplo.

Así que algo que pretendo hacer ahora es aclarar esa necesidad a mi familia y esperar que entiendan que por más que ame ser su madre y esposa, esta persona con todos sus roles y los súper poderes que aveces saca a relucir, sigue siendo una simple niña que aveces necesita una cita consigo misma.

La lección mía es: si sientes que necesitas un tiempo a solas para retomar el rol nuevamente y con las energías cargadas al 100% entonces que estamos esperando?

Oda a mi Pa


escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

mi papa y yo

Oda a mi Pa.
@love2betheirmom.com

Aquel que no sabía lo que significaría tener a personitas viéndolo como a su propio héroe de película.

Él que con una mano calurosa te abrazaba hasta el alma.

Ese que con una mirada “cool” y aveces un poco pensativa y perdida pretendía ocultar sus miedos. Ese que hasta en los peores momentos nos demostró fortaleza y brindó seguridad, pero en el fondo nunca dejó de ser uno de nosotros:
un niño más,
y el mejor complemento de mi mamá.

Él que coleccionaba y escuchaba música a todo volumen como un adolescente, el que nos pagaba para que con tinta en papel le saquemos textos a su música favorita.

Él que nos enseño a apreciar lo bueno y por quien ahora sigo tratando de recolectar esos añorados recuerdos.

Él que mantendré siempre en mi memoria con los hoyitos que caracterizaban su chueca sonrisa, ese que irradiaba alegría.

Él que sabía como disfrutar de la vida.

Él que te daba consejos con el profundo deseo de que lo viéramos como un amigo más. Él, ese que logró ser un amigo, y nunca se conformo con el sólo respeto que ya cargaba con su rol.

Ese que no cabe bajo ninguna descripción porque para nosotros él significaba todo.

Él que nos enseñó lo que realmente tiene valor. Que aquello que mas deseas de corazón es por lo que se tiene que luchar y lo cual nunca olvidaras.

Él que te sonreía a pesar de haber tenido un mal día.

Ese que me llamaba “mamita”.

Ese, ese, y mucho más: ese era mi papá.

(En honor a Nelson Mendoza T. “Pa”)

Love to be their mom, but is love enough?

Amo ser mamá, pero es el amor suficiente?

escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Ustedes se hacen la misma pregunta que yo: estaré criando bien a mis hijos? estaré tomando las decisiones correctas para ellos? Si bien amarlos es un primer paso, ciertamente éste no te dará siempre las respuestas a todas tus dudas. Desde que supe que estaba embarazada tuve muchas preguntas y las mismas ó más surgieron con mi segundo embarazo. Cada etapa trae un nuevo reto, y al paso con el que mis hijos están creciendo (de manera exponencial) no me da ni tiempo de analizar cada logro que siento aveces obtener en el camino, porque una vez que la etapa se cierra, ese mismo instante comienza el siguiente reto.

Tengo que ser sincera, algunas etapas como la de haber despedido a los pañales de mi casa no necesariamente necesitan de mi análisis, es más.. ni sé como lo logramos. Pero como esta hay tantas otras: por ejemplo: la edad del burro, a que edad empieza?.

No desearían no tener que sonar como disco rayado todo el tiempo?
estoy cansada de tener que repetir las cosas, y tener que elevar la voz para lograr ser escuchada.

Ya tuve que lidiar con esas palabras que creo aterran a todo padre: “Me voy a ir de esta casa!!!”
(Si esperábamos escuchar eso en algún momento, a los 18 tal vez, pero no a los 6). Y esta es sólo una las primeras pruebas de que a los padres no siempre se les retribuye el intento de ser “buenos padres” con besos y abrazos, y no, no es siempre fácil.

Así que decidí compartir con ustedes algunos de los consejos que me están sirviendo en este nuevo reto/etapa:

1. Seamos consecuentes, si decimos no es NO.
Si decimos que contamos hasta 3 hazlo y piensa en que pasara si aun así no consigues lo que esperas a cambio al llegar a 3. Los pequeños, por lo menos a partir de los 2 años, empiezan a probar los límites, y no hay duda de lo inteligentes que son (admitámoslo! nos tienen en la palma de la mano).
Si les prometes algo a cambio de una acción o hicieron algún pacto: respétalo; comunícalo en el momento de respetar el pacto para que ambos sean conscientes de las consecuencias, pero recuerda que tampoco es bueno educarlos dándoles siempre algo a cambio.

2. Deja de excusarte. Normalmente los niños tienden a hacer un berrinche o a portarse mal, o ponerse sensibles/llorones cuando están cansados o tienen hambre, o quien sabe por qué se ponen así; y en estos casos, los papas tendemos a darle explicaciones a los presentes sobre ese comportamiento, y prestarles más atención a otros que a los propios hijos, pero no busquemos excusas, esos comportamientos no te calificarán como padre.
En ese momento tus hijos necesitan algo de ti (ya sea tu atención o una reta) y ocupándote de que pensará el resto no los ayudarás ni a ellos ni a ti.

Si son malos comportamientos olvídate de: “lo siento, esta cansado”, “lo siento, acaba de despertar, “lo siento, tiene hambre”, ” lo siento no durmió bien”. Evitemos enseñarles indirectamente a dar excusas para explicar comportamientos inaceptables. En lo que respecta a los demás, que te valga madre lo que piensen en ese momento, si alguno de ellos comparten como tú el título de ser padres, entonces entenderán la situación sin necesidad de ninguna explicación. Finalmente, alguna vez les tocara y se verán obligados a entender.

Enfoca tu energía en averiguar qué es lo que tus hijos quieren y comunícate con ellos. Si toca irte de la fiesta minutos después de llegar, pues ni modo, no será la última.

3. Acéptalo, no puedes controlarlo todo. Y no, tampoco puedes hacer todo tu misma para que salga como lo planeaste.

Antes de ser mamá me preguntaba: “cómo criaré a mis hijos? cómo le hicieron mis papás para que mi hermano y yo salgamos así?”[Ojo que mi premisa fue el considerarme "normal y siempre feliz", y sonrío con agradecimiento a la vida al saber que realmente tuve suerte por haber tenido una niñez maravillosa].

Siendo ahora mamá y viviendo en el extranjero me cuesta mucho saber si estoy tomando buenas decisiones, no creo poder hacer un copy-paste de esa linda niñez que yo llevo en mis recuerdos [correr para asegurar el puesto más alto del árbol del terreno baldío del frente (a mis 7 años el punto de encuentro de los niños del barrio), ó ir a las clases de natación de la mano del abuelo].Con suerte mis hijos ven a sus abuelos una vez al año, y seamos sinceros, hoy en día ya no hay terrenos baldíos ó tantos árboles que podamos trepar a diario.

Ahora al darme cuenta que no podré controlar todo lo que dejará huella en el recuerdo que mis hijos están creando para su propia niñez, pensé: el mundo de puerta para afuera no será el mismo que antes, pero sin duda muy similar al de ese entonces puerta adentro, y de ese sí me encargo yo.

Hace unos días mi hijo me preparo una sorpresa al ver que estaba un poco cansada y triste, me hizo un dibujo de nosotros dos dándonos la mano, con nubes celestes y un arcoíris rodeándonos, al dármelo luego de hacer el juego de “derecha o izquierda mama?”
me dijo:
“te amo”
luego puso en el aparato de música un CD de un mix de canciones en español (uno de los que me gusta tanto escuchar cuando extraño a mi cultura, y a la despreocupación que tenía antes de ser mamá), y mientras lo hacía mirándome un tanto concentrado en lo que tenía planeado, agregó:
“este CD te gusta no?”
Y con ese play y sus sólo 6 años de edad me demostró una vez más que no hay edad para la empatía y para empezar a ser detallista, y con eso me alegro el día y empezó a contestar esa pregunta que siempre me romperá un poco la cabeza: estaré haciendo bien mi rol de mama?

No tengo la respuesta aún, pero esos pequeños detalles de puro amor me demuestran lo grande que puede ser alguien tan pequeño, y que tengo que (al igual que todos compartiendo este reto de ser padres) empezar a dar un poco mas de crédito.

@Lovetobetheirmom

Desarrollo del habla: me preocupo o no?

escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Este post lo tenía planeado hace mucho tiempo, pero ahora me dí prisa en terminarlo debido a que en un foro/circulo de mamis surgió la pregunta con preocupación de una de ellas que me recordó a mi misma:

una mamá preocupada por no saber si el desarrollo del habla de su pequeño era normal para su edad, y de no serlo asi, como estimularlo.

Cuando mi hijo iba a cumplir dos años no se expresaba mucho, y decía sólo lo necesario, en otras palabras no hablaba lo suficiente de acuerdo a lo que “se supone” dicen los estándares de desarrollo del habla, yo pensaba: “también es su carácter”, “no le gusta hablar mucho porque no quiere cometer errores”, y sí también pudo haber sido el caso, aún así e incluso eso me preocupaba como mamá.

Así que antes de proseguir a compartir contigo esta mi experiencia al respecto quiero aclarar que el único fin de este post es intentar apaciguar, aunque sea un poco, esas mismas inquietudes que reconozco haber tenido yo hace unos años. Puede que en tu caso no tengas ningún problema, y/o puede ser que no tendré la solución que estás buscando, claramente no soy especialista, pero este intento es simplemente compartir lo que aprendí al respecto. Al final de cuentas es una mamá hablándole a otra de sus preocupaciones por este medio.

Espero les ayude!!!

Al principio me sentía desorientada, pensaba y me decía a mi misma:
“pero sí habla..no mucho.. pero sí dice unas cuantas palabras, o por lo menos yo siempre sé qué es lo que quiere…y le entiendo”.
Y fué cuando también me pregunte: “pero le entienden los demás también?”.

Comencé un poco preocupada a analizar conscientemente si era el amor que le tenía a mi hijo el que me cegaba un poco al no querer admitir que tal vez sí necesitaba ayuda, ó solo me quería convencer que de todas formas él iba a aprender sin ella. Esta última idea de pensar que “igual aprenden” puede ser cierta pero sé que sin el apoyo de una especialista no habría aprendido a estimular el desarrollo del lenguaje en mi hijo, y no me hubiera dado cuanta de lo difícil que puede ser ese aprendizaje que nosotros los padres damos tán por sentado.

Luego de hacerle hacer un test de audio para comprobar que todo estaba bien, la razón por la que contacte finalmente a una especialista fueron los resultados de varias charlas con las profesoras en el Kindergarten al que iba mi hijo (a las cuales les agradeceré siempre por su dedicación), corroborando dichas conclusiones con nuestro pediatra luego de analizar el desarrollo de su motrocidad gruesa y fina en un control rutinario, quién me aconsejo y prescribió la visita a una. Antes de finalizar esa cita mi pediatra me dijo:

“los niños creciendo de forma bi-lingual aveces presentan un poco de retraso en este desarrollo, claramente un fonoaudiologo es el especialista y aveces los retrasos no tienen nada que ver con los idiomas que este aprendiendo; así que si visitar a uno le devuelve a usted la tranquilidad y la confianza entonces no pierde nada en intentarlo”

…y así fué que hice una cita con una.

La verdad, en la o en LAS primeras citas bombardeé a mi pobre terapeuta con muchas preguntas, y si bien no son todas fáciles de responder las respuestas se fueron dando con el tiempo por sí solas. Aquí les dejo el ejemplo de estas, y sí, ya sé.. tenía muchas :( :

1. Qué tipo de problemas tratas en esta terapia?
2. A partir de qué edad se recomienda empezar con este tipo de terapia?
3. Cuáles crees que son las señales a las que como padres, deberíamos prestar atención para recurrir a terapia?
4. Cuál es el tiempo necesario a través de la terapia, según tu experiencia, para comenzar a ver mejoras en el desarrollo del lenguaje?
5. Cómo podemos, como padres apoyar la terapia y el aprendizaje de nuestros hijos desde casa?
6.Existen pruebas de cuáles podrían ser posibles causas que desenlacen en un aprendizaje lento del niño? o dificultades en el aprendizaje del habla?
7. Si mi primer hijo tuvo que hacer terapia, es probable que mi
segundo también la necesite? crees que sea algo genético?
8. Cuáles son los problemas que pueden surgir si no se trata el
problema de aprendizaje del habla o si se cree que se irá corrigiendo solo con el tiempo?

…puede que tengas estas u otras preguntas, y si bien se las puedes plantear a tu fonoaudiolog@, puedes también empezar a informarte más sobre el tema y las formas de estimular su desarrollo bajo este link:
http://fonoaudiologos.wordpress.com/2012/10/11/desarrollo-del-lenguaje-expresivo-y-comprensivo-en-el-nino/

En este link podrán encontrar información por edades.

Cada niño es diferente, cada uno crece a un ritmo diferente, no se alarmen, no es nada grave, las terapias a las que asistió son terapias de juego y estimulación que realmente nos ayudaron. Puede que lo que necesite sea sólo un empujón pero las maneras en las cuales le puedes otorgar dicho empujóncito te las recomendará tu terapeuta.

Aquí un ejemplo de ejercicios con la lengua:

Ejercicios para estimular el desarrollo del lenguaje

Ejercicios para estimular el desarrollo del lenguaje

En mi caso luego de mucha preocupación la terapia me devolvió la tranquilidad, y luego de hacerme preguntas cómo: qué hice mal? ahora mi hijo habla como loro, y sé cómo seguir apoyándolo en su aprendizaje, por lo cual estoy muy agradecida.

Mi recomendación para aquellos que tienen dudas al respecto es: nada pierden haciéndoles una evaluación viendo la tabla que les adjunte en el link y/ó una cita con una fonoaudiologa.
Háblales de forma correcta, no les digas “no, no se dice asi”, sino en vez: repite la misma frase de forma correcta ó aquello que crees haber entendido y quieren expresar; léeles mucho por las noches, enseñales a soplar y también a aspirar aire, a inflar sus cachetes y jugar con la lengua, dibujar también les hará bien, mira este material para estimular su desarrollo:

http://www.cinteco.com/pacientes/material_recomendado/estimular_lenguaje/.

Lo más importante: no presiones a tus hij@s, creé en ellos y en su inmensa capacidad de aprender y celebra cada pequeño paso que den!.

Los deseos de tus hijos

mis viditas @love2betheirmom all rights reserve

mis viditas
@love2betheirmom
all rights reserve

Escrito por: Ariana Mendoza

Imaginense poder entrar por sólo un momento en la cabecita de sus hijos y descifrar qué es lo que están pensando, poder leer sus pensamientos y así poderles dar eso que están esperando. En otras palabras y digamoslo así: vamos a intentar escribir y adivinar la lista de deseos de nuestros hijos:

En mi caso con un niño de seis y otro de dos años…mmm para empezar no creo que los niños a esta edad tengan todavía una noción tan estresante del tiempo como nosotros los adultos, así que ese factor de ponerse límites o vivir bajo presión con metas de la mano de un tiempo limitado no existe, y a mi parecer todavía no tendría que existir en su corta edad. Sin embargo el diario correteo entre salir de la casa perdiendo los zapatos puede llegar a transmitirles un poco de ese estrés de los padres del cual deberíamos tratar de protegerlos.

Es más, estoy segura que los deseos de nuestros hijos se pueden convertir en aprendizaje potencial para nosotros los adultos:

1. Si están felices, los niños tienden a cantar y expresar su alegría y no piensan sólo disfrutan ese momento de estar simplemente feliz, no existe un pasado ni un futuro sólo el hoy.
Cúando fué la última vez que te pusiste a cantar en voz alta sin importar lo que digan los demás? y por el simple hecho de estar feliz? estoy segura que ganas no faltan ;)

2. cuando los niños son pequeños y todavía no pueden expresar exactamente lo que quieren debe ser un poco desesperante que tus propios padres no te entiendan; así que me imagino que el mayor deseo de nuestros hijos es poder expresarse y que les podamos leer la mente y correctamente. Al respecto, y como algunos padres ya confirmamos, estoy segura que éste deseo estaría en unos de los primeros puestos de su lista de deseos: “ahora que empecé a hablar no me podrán parar”. Y
nosotros los papás no podemos hacer más que ESCUCHARLOS! prestales atención, tengan en cuenta que han estado esperando este momento con ansias.

Con este punto, una vez más nosotros los adultos podríamos aprender a exactamente decir lo que queremos, ya que incluso teniendo los medios y formas de expresarnos aveces vamos dandole vueltas al mensaje que queremos transmitir en vez de ser claros y directos con lo que esperamos de los demás.

3. Jugar!!! ya sea simplemente ir al parque, fútbol ó manejar bicicleta… De cualquier manera poder liberar toda esa energía de la cual especialmente los más pequeñitos poseen. Independientemente de la edad que tengan estar al aire libre, cada salida es una aventura para ellos.

Si le pregunto a mi hijo mayor: “que quieres hacer hoy?” responde: “Jugar con mi amigo talcito e ir al parque” y si es de noche pregunta: “cuando sale el sol de nuevo?” y al día siguiente: “Ya es de día yeeee! MAMAAAA vamos a jugar?”
(y repito, para ellos no existe ni el factor tiempo ni la cantidad perfecta, nunca es suficiente).

y que buena lección nos dan nuestras hijos no?

En síntesis: CANTA si estás feliz, DISFRUTA la vida HOY: jugando con tus amigos, haciendo deporte, y PIDE lo que deseas, sólo tú sabes que és lo que quieres, expresa tus deseos y aprende también a ESCUCHAR el de los demás para nuevamente encontrarte en el primer punto de esta bella lista!

Que tengan un vida de niños, por lo menos recuerdala unos días de vez en cuando.

Niños bajo cero ó mamás bajo cero?

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Acompañado de esta temporada y cambios drásticos de la temperatura viene el reto de convencer a los niños de no desvestirse de golpe por los pequeños rayos de sol para evitar resfríos, y este tema puede conllevar a discusiones entre padres e hijos.

Sea cual sea el término que utilices, el decir: “por favor ponte la chamarra, ponte la chaqueta, trae el abrigo, put your coat on, siehe deine Jacke an” de cualquier forma, tono o en cualquier idioma es sinónimo de queja por parte de los pequeños, por lo menos en mi caso, que siempre tienden a responder:
“Pero a mi no me hace frío”, y tu sin saber como más explicarles la razón por la cual es indispensable entonces respondes:
“bueno, te pones la chamarra porque sí y ya!” Dando la excusa de ser la madre y saber más sólo por eso. Y lo entiendo, aveces ni a los adultos nos gusta andar vestidos como cebollitas y pesar 5 kilos extra en pura ropa.

Otra desventaja de esta época del año es que tenemos que poner el despertador más temprano por que se necesita más tiempo en simplemente vestirse para poder salir de la casa “bien abrigado”: doble media o medias panties, pantalón, camiseta térmica, saco, chamarra, chalina, guantes, gorra y/o orejeras, si es que no olvide de alguna otra prenda, y que tal esa cuando regresas a casa y ni siquiera terminas de cerrar la puerta y todos se comienzan a desvestir en un segundo como si estuvieran haciendo 30 grados? Es como si te diera claustrofobia dentro de tu propia ropa y tenemos suerte si se nos ve la cara!.

Incluso tienes que pensar en los zapatos adecuados porque se pone resbaloso, y comienzas a ser testigo de muchos malabares y bailarines en las calles tratando de mantener el equilibrio o buscando huellas que re-pisar para no terminar en el piso, esto es muy chistoso incluso cuando soy yo misma la que está en problemas jajaja, y ni les menciono el frio y trabajito que es el tener que limpiar el parabrisas del auto antes de poder partir luego de haber caído una nevada (ya no siento los dedos de la mano al terminar).

Y bueno incluso al ir al parque te das cuenta que luego de 15 minutos ya estas congelandote, y entonces ó empiezas a corretear con ellos ó elijes el título de malvada por el día ya que tus hijos te ven como tal por el hecho de no querer quedarte media hora más.

Tienen que tratar de entenderme ya que al haber crecido en un lugar donde las estaciones del año no se distinguen tanto como en Europa no puedo pretender disfrutar mucho esta época del año.

Pero ya basta de quejarme del invierno, este también tiene cualidades y las empiezas a apreciar justo cuando la época esta llegando a su final, por ejemplo jugar con nieve, resbalar en trineos, y patinar en hielo (por lo menos mientras estás en movimiento no estas titiritando los dientes).

Todos dicen que la clave esta en ponerse ropa adecuada, y no crean que no conseguí ya la ropa adecuada, para mi o para mis hijos pero yo creo que la clave está en darse, si es posible, una vacación del invierno, irse a un lugar con más grados y retomar energías.

20140302-155352.jpg

Mama: “out of order”

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Les escribo desde la cama de la clínica, gracias a Dios nada grave, sólo una operación programada pero indispensable, y me reporto luego de casi dos semanas por eso mismo, para contarles que hacemos aquellos que no contamos con el apoyo FÍSICO de la familia en momentos de urgencia como estos.

Creo que esta demás explicar que la distancia es lo único que hace imposible recurrir a la ayuda de tu familia, cuando resides en el extranjero.

Existen altas y bajas y la vida sigue teniendo el mismo programa de siempre a pesar de las barreras que aveces necesitas saltar (si se puede) o cruzar a pasos cortos.

Tuve suerte por haber podido programar esta operación de no haber sido posible así, creo que un plan de contingencia acordado entre los papas no estaría de más, como POR EJEMPLO hablar con amigos, poner teléfonos importantes a la mano de todos: familia, pediatra, kinder, médicos, ETC.

Independientemente del tipo de emergencia que tengan, los niños necesitan tener su misma rutina y no llevarse sorpresas. Si saben que no estarán en casa hasta 4 días, contarles lo que tienes planeado, yo les dije que me podrían visitar, que vuelvo en unos días, que me curarán y que no tienen porque preocuparse. Fácil no es, pero estoy segura que es mejor que desaparecer y dejar que otros hagan las explicaciones del caso.

Muy a parte de apapachar a mis wawas antes de irme a la clínica y declararme “out of order” hice lo siguiente: como no podemos poner “pausa” a la vida cuando uno u otros se encargan de declararte “Fuera de servicio”, sea cual sea la razón, y los niños tienen que ser vestidos, alimentados, llevados y recogidos del kindergarten (gracias Dios por el kinder!!!); los cuentos tienen que ser contados y los trabajos de los papas necesitan ser trabajados ;) jajaja y la comida y casa listas diariamente, necesitamos organizar clones que hagan las cosas por uno, y gracias a Dios para todo hay solución, por lo menos una temporal en mi caso.

Pues tratamos de dejar todo listo como para que quien sea que se vaya a ocupar de cumplir con nuestro rol, lo logre sin mayor problema y menor molestia extra!

Procura cancelar todas la citas o postergarlas, por lo menos las que no sean indispensables durante los días de incapacidad, no quieren que aquellos que los estén apoyando tengan más cosas que hacer que las estrictamente necesarias.

Contacta a tu seguro medico, aquí en Alemania, dado que ya te fajan un montón por tener seguro es muy probable que si solicitas ayuda durante tu periodo de convalecencia, tu seguro cubra una parte de los costos de contratar a alguien para que te ayude con los niños y quehaceres en la casa.
Ojo: este tipo de solicitud se puede hacer solamente previamente a una incapacidad y con un respaldo del médico que asegure la necesidad de dicha ayuda debido a tu respectivo caso.

Como ambos trabajamos, yo tengo baja médica y mi marido dos días de vacaciones que sacó para acompañarme en la clínica el día de la operación y claro para que nuestro apoyo se haga parte de la rutina de los niños.

Durante el tiempo en que me reemplazan en todos mis roles: trabajo, ama de casa y mama, deje claras las citas pendientes enviando una cita de todos los rubros impostergables entre los más importantes: un cumpleaños, al que hijo estaba invitado durante semanas (regalo incluido) jajaja es que si toman en cuenta lo importantes que son esas citas para sus hijos recibirán más abrazos de ellos por poner sus planes también en prioridad; torneo de fútbol, para lo cual mi marido y amigos se tomaron el tiempo de preparar una torta (ya que es requisito llevar una a este tipo de inauguraciones en ligas menores), etc.

Por otro lado el buen esposo que me mandó Dios se ocupara antes de retornar a sus obligaciones laborales de llenar el refrigerador, ver el menú de la semana y dejar la comida pre-cocinada y congelada el fin de semana (el se gana otra medalla al lado del apoyo extra de buenos amigos)a quienes denominó ángeles con los que me encuentro muy a menudo en la tierra.

Sin importar el problema o barrera que estés tratando de sobrellevar mira el lado positivo de las cosas, nunca estas realmente solo y, en mi casó, unos 4 días en la clínica son la oportunidad que tengo de recuperarme y cuidar de mi misma (aunque de forma obligada) pero necesaria. eso si, desearía no tener ningún tipo de dolor acompañado a este tiempo de recuperación.

Como no disfrutar de este lindo otoño con una vista así desde una ventana en la clínica no creen?:

Clínica Park Sanatorium Dahlem @love2betheirmom

Otoño desde la ventana de la clínica: que bonita vista no?

Tengo que admitir que a pesar del mal estar que tenga prefiero ser parte de los torneos de fútbol, estar correteando entre el trabajo que me motiva, el kinder, kung fu de uno, entre ordenar mi casa y cocinar mientras la salud reúne mi hogar y poder seguir siendo simplemente parte de.

Así que a ser positivos y esperar poder pronto volver a la rutina de la que aveces me quejó tanto, pero sin la cual no podría dejar de vivir: mi vida normal!

Los “súper poderes” de ser mamá

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Todas las mamás tenemos poderes que aveces ni nosotras mismas entendemos.

Estoy segura de no ser la única que trata de entender cómo logramos todo lo que logramos y de donde salen estos benditos “poderes” para hacer todo lo que hacemos, sin ellos nos sentiríamos seguramente como superman en un cuarto lleno de criptonita.

Esta es sólo una versión de los poderes que tenemos como mamás, cada una desarrolla otras versiones pero el resultado final, dada la buena intención que nos caracteriza, llega a ser siempre buena; a medida que pasa el tiempo estoy segura que vamos desarrollando nuevos y perdiendo algunos pero siempre serán los necesarios para enfrentar los retos que tenemos.

Muy a parte de tener el poder de soportar los dolores de las contracciones y el parto (dolor que las mujeres tienden a olvidar muy rápidamente porque sino el futuro de la reproducción humana estaría en peligro) somos milagrosamente proveedoras de la leche materna que no sólo los alimenta sino que también tiene propiedades inmunológicas extraordinarias.
Eso sí, debo admitir que dar de lactar fué en sí una experiencia maravillosa que NO quiero repetir, lo siento!!! Es un bello recuerdo, pero quien dijo que tener este tipo de poderes fuera fácil?

Las mamis tenemos el poder de la perseverancia jajaja, no nos rendiremos hasta lograr lo que queremos!! y me río nuevamente y les pregunto: pero qué és lo que queremos? pensando en nuestros hijos es simplemente: darles amor, tener la paciencia necesaria y la sabiduría para educarlos, que estén saludables, que crezcan, que aprendan y sean fuertes en esta vida, que tengan buenos amigos, y taaaantas cosas más que no entrarían en esta página si las escribiera todas.

Pero para lograr toda la lista mencionada anteriormente y después de pedirles muy cordialmente: ordena tu cuarto, lávate las manos, siéntate en la mesa, come antes de que se enfríe, lávate los dientes, ponte el pijama, duérmete ya (ya te conté.. no uno sino TRES cuentos), etc., te das cuenta del increíble poder de estos primeros números: 1,2,3 (con tonto alargado y con la voz un poco más alta de lo normal, si saben a lo que me refiero no?).

Siempre fuí medio mandona pero este poder, en mi caso por lo menos y hasta ahora, siempre funciona:
uuuuuuuuuuno,
doooooooooooooooooooooos, y …

Me pregunto cuanto más durará ya que ni yo sé que haría si al llegar al tres no pasa NADA. Tenemos que comenzar a pensar en los riesgos de comenzar a perder este tipo de poderes.

Y bueno también tenemos el poder de hacer dormir a nuestros hijos, desde pequeñitos el olor de la mamá y el latido de su corazón y simplemente estar con ella es síntoma de tranquilidad y sinónimo de “dormir”. Pero a medida que crecen y tú deseas la independencia de tus hijos ya no puedes tenerlos en brazos para que se duerman y entonces la hora de dormir se convierte en una tarea más difícil que requiere de poderes aún más especiales combinados con muchas dosis de paciencia.

También tenemos el poder del “lazo de la verdad”, SÍ, así es, como la mujer maravilla, porqué? Sea lo que sea que nuestros hijos tengan en mente, ó cuando se quedan más callados de lo normal, sabemos automáticamente que están planeando alguna travesura. No es por nada que los conocemos desde que se veían como un pequeño garbanzo en las ecografias e incluso hasta mejor que ellos mismos y sabemos cuando mienten también. Les es familiar el “Caballito blanco” o el “caballito negro” que pasa por la frente cuando uno miente? ese también funciona todavía.

Ó cuando se caen y se lastiman tú, como mamá, tendrás el poder de consolarlos y claro el botiquin a la mano para ponerles la curita de Batman, cars, o winnie de pooh; pero el abrazo, beso y las palabras que vienen con ello:
“levántate, tu puedes!!!”
tendrán para ellos siempre un poder confortante que los ayudará la vida entera y éste no tiene comparación y és al mismo tiempo el poder más importante y el más fácil para nosotras.

Así que mamis: vamos a disfrutar de los poderes que nos hacen super mamás y super mujeres y siéntanse orgullosas por lo capaces que somos!!!

Puede ser una simple coincidencia pero ahora sé que escojí bien mi dizfraz a los 4 años y les agradezco a mis papas por el apoyo emocional y por no cansarse de repetirme que para todo hay solución.

La mujer maravilla

“El disfraz que mejor le sentaría a una mamá”
Copyright @love2betheimom.com

Muchos años después aveces siento que tengo puesto ESE mismo traje.

La independencia de tus hijos

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

En el momento en el que uno se convierte en padre, el mundo da un giro de 180 grados, todo empieza a girar alrededor del bienestar de el nuevo ser que te eligió como guía y responsable de su vida, pero OJO, esta dependencia no es eterna, o por lo menos no debería serlo.

Si me preguntan como mamá, les puedo ser sincera y decir que cuando te das cuenta que tus hijos ya son personas que pueden valerse por sí mismas (por más chiquititos que se vean), sientes una mezcla de:
1) orgullo;
2) alivio, por saber que son fuertes y podrán con toda prueba que la vida les ponga (ó al menos siempre estaremos rezando porque así sea); y al mismo tiempo,
3) tristeza, porque ya no eres tan imprescindible para ellos.

Érase una vez hace mucho tiempo atrás cuando yo tenía mucho más poder de decisión sobre la vida de mi hijo (y me tengo que reír porque él tiene sólo 5 años). Él se proclamo independiente a sus 3 cuando ya no quería que lo ayude ni a vestirse, ni a comer, lo cual demandaba un poco más de mi paciencia porque, como siempre los adultos vivimos a contra del reloj. Sin embargo, uno también aprende como padre a saber esperar y ser paciente (ó simplemente no tenemos otra opción más que empezar a aprender), ahora él levanta su plato de la mesa, ayuda en la casa, nada sólo y me repita extra: “mamá yo puedo solo” ;) .

Normalmente yo escojía su ropa en las noches y se la ponía en su cuarto lista para que se vista en las mañanas para irnos: yo a trabajar y él al kinder; a mi hija menor todavía tengo el gusto de vestirla como a mi muñeca.

De alguna manera me encanta darme cuenta que mis hijos por más chiquitos que sean ya pueden tener un criterio propio y lo que, en muchas ocasiones, todavía me sorprende, es la capacidad con la que se adaptan a nuevas experiencias, por ejemplo: mi hija empezó a ir a la guardería y ahora cada que me despido, ella entra caminando con sus pasos pequeños y me dice chao con su manito sin siquiera dar la vuelta (y quiero tomarlo como una buena señal, el que ella ni se dé por aludida y le guste ir a la guardería a hacer su vida social; peor sería si se pusiera a llorar a diario cuando la dejo para irme a trabajar no?, pero tengo la impresión que a la única que le sale una lágrima invisible es a mi, cuando sigo despidiendome desde la puerta).

"los hijos son como pajaritos alistándose para alzar el vuelo" @Love2betheirmom.com

“los hijos son como pajaritos alistándose para alzar el vuelo” @Love2betheirmom.com

Mi papá solía decirme a mí: “los hijos son hijos de la vida”, basado en el poema de Kahlil Gibran y ahora entiendo porqué.
También escuché a alguien decir que los padres somos como puentes para que los niños se preparen a caminar y vivir su vida con nuestros hombros sólo de apoyo.

Debo admitir que estoy empezando a sentir esa nostalgia a la que le llaman tiempo, de saber que está volando (como decimos usualmente cuando en un abrir y cerrar de ojos tu bebé ya no es bebé, tu niñito ya no está tan chiquito y nuevamente tienes la impresión de tener tiempo para tí).

No me lo tomen mal, estoy contenta por tener tiempo para mi, y para mi pareja pero cuando ya tomaste control sobre el hecho que tu mundo gire alrededor de éstas pequeñas y tan importantes personitas en tu familia, es difícil que te imagines tu vida sin ese “estres de ser padre” nuevamente o no?.

No les pasa que cuando salen de ese rol, y se encuentran con amig@s, colegas ó si salen sólos con su pareja, el primer tema que tocan y las primeras fotos que muestran son las de sus hijos? (yo me río porque cuando salgo sóla con amigas ó estoy en plena cena de aniversario tengo que recordarme a mí misma que, si bien es bello ser mamá, todos necesitan la misma cantidad de atención: los amigos, los colegas, tu espos@).

Tengo que compartir con ustedes cúal fué la pregunta que le hice a mi esposo en nuestro anversario recientemente, ésta es una pregunta típica, por así decirlo, ya que la recibe de forma anual, le pregunto:

“Porque me amas? y él responde:
“por lo mismo del año pasado”
(jajajaja, y sí: me muero de risa y disfruto también de las ocurrencias de mi pareja y hasta las anoto).

Siempre anoto las cosas que me causan alegría y hasta tristeza pero sobre todo anoto todos los primeros pasos de mis hijos en todo sentido con fechas y sus citas: cuando me hacen reir, renegar, ó preguntas y razonamientos de niños tan chiquitos:
“mamá: donde se fué el sol?
a otra casa?”.
Al final de cuentas todos los padres somos fans de nuestros hijos o no? entonces por qué no tener un libro para cada miembro de la familia.

Los pequeños tienen cada ocurrencia, por así decirlo, son pura sinceridad andando;). Me pregunto en que momento perdemos esa bella parte de simplemente “ser” no? Seguramente cuando la edad del burro toca la puerta.

Hace unos días le digo a mi hijo:
“Ven tengo un secreto que contarte” y el responde todo serio: “dime mama?”
Y yo toda emocionada insisto: “pero ven, te lo digo al oído”, él acerca su oído y yo le digo suavito:
“Sabías que te amo con tooooooooodo mi corazón?”
Y me responde sonriendo y riendo: “ayyyy mama pero si eso no es ningún secreto”.

Y es si como empiezas a ser la mamá cargosa que anhela besos al despedirse de sus hijos, así que para terminar este capítulo: disfruten de sus hijos en todo momento especialmente cuando están chiquititos y no se pueden quejar (y aún que se quejen yo los voy a llenar de besos siempre), y a todos quienes somos hijos: besen a sus padres y agradezcanles por todo lo que son (este segundo consejo lo llegas a entender más cuando te conviertes tú mismo en padre).

Por eso trato de aprender a ser más paciente cuando las cosas no salen como me las imaginaba, o con la rapidéz que esperaba, como cuando a un minuto de salir el pañal está lleno y necesita un cambio DE NUEVO, ó cuando todo esta listo para ir al cine con tu pareja (luego de ya no sé cuánto tiempo atrás) tienes alguién que los cuide y de repente le da fiebre y te quedas en casa cuidándolos, ó cuando luego de que los niños estan vestidos y listos para ir al kinder se les derrama la leche encima y tenemos que empezar de cero todos de nuevo: ellos con su proclamación de independencia y tú con la paciencia y amor que ese proceso requiere.

Así que sí, nos PASA A TODOS, se lo hicimos a nuestros padres y ahora nuestros hijos nos la hacen a nosotros. Pero que ciclo más bonito no?
Vamos a disfrutarlo!

Tips de relajación

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Particularmente no podría vivir sin un masaje, y es en lo primero que pienso cuando quiero relajarme: “una media hora sería suficiente” es lo que pasa por mi mente cualquier fin de semana independientemente de haber tenido o no días estresantes, yo opto por esto al menos una vez al mes, es el mejor regalo que puedan hacerme (debería mandar este post a mi esposo dado que ya se acerca nuestro aniversario, jajaja).

Desde hace mes y medio que no visito a mi masajista profesional. Cada vez que, espontáneamente, decido que necesito uno urgentemente, no obtengo una cita, porque cuando lo planeo con anticipación termino cancelando por xz razón.

Entonces decidí, a la espera de mi masaje, compartir con ustedes los siguientes tips en el intento de alcanzar ese soñado estado de “relax” que todos (siendo padres o no) necesitamos. Estos son los que yo les recomiendo y los que me ayudan; para estos la única cita que necesitas es contigo mismo: fácil o no?

Tip#1.
Cómete un chocolate negro: es decir con mayor cantidad de cacao. Este siempre fué mi chocolate preferido pero ojo: no te comas toda la barra de una no? Aprende a disfrutarlo y más ahora que como sugiere este estudio del Dr. Pase : “el chocolate negro incrementa la calma”.

Tip#2.
Procura dar y recibir muchos abrazos, de esta forma te cargarás y cargarás al resto de la energía que necesitan (este es mi favorito).

Tip#3.
Sonríe, aunque estés muy concentrado, preocupado, o estresado acuérdate de lo mejor del día o de la semana y sonríe.
Sonríele ya sea a la persona de al lado ó estando sólo, ya verás que éste leve movimiento de la boca te dará automáticamente increíbles resultados y el ambiente a tu alrededor mejorará de igual forma.

Tip#4.
Prepárate un té de jengibre calientito, éste maravilloso tubérculo tiene propiedades afrodisíacas y anti-depresivas, entre otras, es el perfecto té para relajarse ;) . Pela la raiz y déjala pasar en agua tibia, no la dejes mucho tiempo en tu taza porque se vuelve picantón y en vez de azucar: miel de abejas.

Tip#5.
Estés donde estés: toma una pequeña pausa para recuperar las energías. Deja de hacer lo que estás haciendo y estirate de parado, ó échate por ejemplo en el piso, al final siempre hay donde echarse unos minutos estés donde estés:

20130908-184753.jpg

copyright@love2betheirmom

Estos son sólo unos cuantos consejos/tips, sin contar que cualquier tipo de actividad física y/o meditación (yoga, por ejemplo) ayudan siempre a tu estado de salud y automáticamente te relajan.

lo último que puedo aconsejarles es:

20130908-135645.jpg

Inhalar y exhalar (Sí, exacto: respira concientemente) y disfruta el momento porque éste nunca volverá, y pensando en lo negativo te habrás perdido de la verdadera enseñanza del día.

1 2