Niños bajo cero ó mamás bajo cero?

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Acompañado de esta temporada y cambios drásticos de la temperatura viene el reto de convencer a los niños de no desvestirse de golpe por los pequeños rayos de sol para evitar resfríos, y este tema puede conllevar a discusiones entre padres e hijos.

Sea cual sea el término que utilices, el decir: “por favor ponte la chamarra, ponte la chaqueta, trae el abrigo, put your coat on, siehe deine Jacke an” de cualquier forma, tono o en cualquier idioma es sinónimo de queja por parte de los pequeños, por lo menos en mi caso, que siempre tienden a responder:
“Pero a mi no me hace frío”, y tu sin saber como más explicarles la razón por la cual es indispensable entonces respondes:
“bueno, te pones la chamarra porque sí y ya!” Dando la excusa de ser la madre y saber más sólo por eso. Y lo entiendo, aveces ni a los adultos nos gusta andar vestidos como cebollitas y pesar 5 kilos extra en pura ropa.

Otra desventaja de esta época del año es que tenemos que poner el despertador más temprano por que se necesita más tiempo en simplemente vestirse para poder salir de la casa “bien abrigado”: doble media o medias panties, pantalón, camiseta térmica, saco, chamarra, chalina, guantes, gorra y/o orejeras, si es que no olvide de alguna otra prenda, y que tal esa cuando regresas a casa y ni siquiera terminas de cerrar la puerta y todos se comienzan a desvestir en un segundo como si estuvieran haciendo 30 grados? Es como si te diera claustrofobia dentro de tu propia ropa y tenemos suerte si se nos ve la cara!.

Incluso tienes que pensar en los zapatos adecuados porque se pone resbaloso, y comienzas a ser testigo de muchos malabares y bailarines en las calles tratando de mantener el equilibrio o buscando huellas que re-pisar para no terminar en el piso, esto es muy chistoso incluso cuando soy yo misma la que está en problemas jajaja, y ni les menciono el frio y trabajito que es el tener que limpiar el parabrisas del auto antes de poder partir luego de haber caído una nevada (ya no siento los dedos de la mano al terminar).

Y bueno incluso al ir al parque te das cuenta que luego de 15 minutos ya estas congelandote, y entonces ó empiezas a corretear con ellos ó elijes el título de malvada por el día ya que tus hijos te ven como tal por el hecho de no querer quedarte media hora más.

Tienen que tratar de entenderme ya que al haber crecido en un lugar donde las estaciones del año no se distinguen tanto como en Europa no puedo pretender disfrutar mucho esta época del año.

Pero ya basta de quejarme del invierno, este también tiene cualidades y las empiezas a apreciar justo cuando la época esta llegando a su final, por ejemplo jugar con nieve, resbalar en trineos, y patinar en hielo (por lo menos mientras estás en movimiento no estas titiritando los dientes).

Todos dicen que la clave esta en ponerse ropa adecuada, y no crean que no conseguí ya la ropa adecuada, para mi o para mis hijos pero yo creo que la clave está en darse, si es posible, una vacación del invierno, irse a un lugar con más grados y retomar energías.

20140302-155352.jpg

Leave a Reply