Un Oscar para todos los padres

escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Y por qué un premio a los padres me preguntarán? sinceramente creo que todos los padres se merecen ya sea un Oscar, un Golden Globe, o simplemente un aplauso cuando pareciera ser que estamos cumpliendo nuestro rol como debe ser, pero qué significa asumir un rol como está prescrito?, y cómo saber si lo estamos haciendo bien?.

Somos nosotros mismos los que tenemos que moldearnos en “ese” rol, que significa que una personita dependa totalmente de ti, y aprender a poner tus propios intereses en un último lugar (por lo menos mientras esa dependencia sea así de grande). En este proceso de aprendizaje decidí recabar esas cosas por las que realmente creo que los padres nos merecemos un premio, y con esto sólo quiero admitir que éste rol no siempre es un rol tán fácil, he aquí mis 5 ejemplos de ello:

1. Si sigues a lado del padre/madre de tus hijos, y pasaste la prueba de llegar nuevamente a ese balance, ahora familiar, luego de haber asumido el rol de padre por primera vez (que tanto cuesta al principio) sientete orgulloso, por que quieran admitirlo o no, nuestras pequeñas criaturas pueden generar un ambiente de estrés y de cansancio, que claramente puede afectar la relación de pareja; así que saquémonos el sombrero por aquellos que siguen tratando y/o manteniendo ese deseado balance. En diez años de matrimonio y seis de ser padres este sigue siendo un reto en mi hogar.

mi lección a aprender aquí: si no lo lograron por x/z razón, eso no los hace malos padres, pero en ese rol tú y tu pareja serán siempre un equipo. Si continuan en ese ajuste y sus antiguas prioridades pasaron a un tercer plano, tengan la esperanza que es sólo una etapa, y procuren tener citas de pareja para recordar cómo eran esos tiempos de “antes de tener hijos” (ojo: aunque estoy segura se pasaran hablando de ellos, vale la pena intentar desconectarse un momento, pensar sólo en ustedes). Y por último recuerda que no eres la madre de tu esposo, evitemos comportarnos como una para ellos.

Entre otras etapas bonitas, que no necesariamente me gustaría repetir:

2. Lactancia y mis cinco palabras al respecto:
bella
etapa
pero
que
dolor

este premio se lo llevan sólo las madres, por lo menos hasta que sus pobres pezones se hayan acostumbrado a esa nueva función de de dar de lactar, no creo que nadie lo haya disfrutado completamente, y tampoco creo que haya sido amor a primera vista entre tu bebe y tu pecho (ojo: las excepciones existen sólo comparto mi experiencia al respecto).

mi lección aprendida aquí: enfocarte en esa bella cercanía que por una única vez tienes con tu bebé, y pensar que nunca más los tendrás así de pequeñitos, y no, nuestras lolas no se quedan así de lindas y rellenitas después de esta etapa :( jajaja.

3. La tercera razón por la que los padres se merecen algún tipo de nominación son esos aproximadamente dos años largos de: cambiar pañales!, claro está que todos llegamos a disfrutar al jugar con los pies de tu bebe, besar sus piernitas, y decirle lo feliz que te hace que haya hecho su caquita, está bien!! pero seamos honestos muchas veces nos preguntamos como puede salir algo tan asquerosito y oloroso de tu bell@ hijo o no?

y este otro punto relacionado al proceso de dejar los pañales: quien c#%&.. se inventó el bacín? Ya era difícil pretener no tener que respirar al botar el pañal, ahora tengo que vaciar y limpiar el bacín?…no no no, desde que descubrí ese otro tipo molde que se ajusta al baño normal me siento bendecida.

mi lección aprendida aquí:
El odiar cambiar pañales no me hace mala madre, y con esto sí te pueden ayudar los papás.

4. Esa extra paciencia necesaria cuando tus hijos simplemente se levantan con el pie izquierdo, esa irritación que en algún momento todo niño por ser niño posee, ya sea cuando: están muy cansados, ó tienen hambre, ó no les compras el helado del kiosko, ó el sol se fué y es hora de dormir, ó cuando les salen los dientes de leche, ó cuando se les caen (sin mencionar que no puedes ver el diente tambaleando sin que te den escalofríos al verlos jugar con esa cosita blanca que simplemente cuelga de alguna forma de su encía- y se me pone la piel de gallina), y aún así les sacas fotos, anotas la fecha de la caida de ese primer dientecito, y hasta aveces lo guardas o no?

mi lección aprendida aquí: todos fuimos niños, todos tenemos el derecho de tener un mal día, hasta los adultos pueden llegar a ser irritables, y por eso creo que en este punto TODOS se merecen un premio.

5. Y el último y personalmente el peor de todos es: limpiar vómitos… y ni qué decir de esos de leche cuando sale ya cuajada :( , lo más dificil aquí es pretender mantener la calma, consolarlos por que lo que menos quieres es que además se sientan peor de lo que ya se sienten. Aunque te estén dando arcadas al limpiar y propias ganas de vomitar poder seguir sonriendo y decir que todo estará bien…. y más aún no llegar a vomitar es realmente un logro (por lo menos para mí).

Si se sienten identificados, compartan y feliciten a aquellos padres que en el intento de ser buenos padres no se rinden en el proceso de estos 5 puntos y miremos hacia al futuro teniendo en cuenta que son etapas que de alguna forma recordarás con una sonrisa, a carcajadas, y hasta talves con una lágrima en la cara.

Y el Óscar se va para: TODOS los padres all copyrights @love2betheirmom

Y el Óscar se va para: TODOS los padres
all copyrights @love2betheirmom

Los deseos de tus hijos

mis viditas @love2betheirmom all rights reserve

mis viditas
@love2betheirmom
all rights reserve

Escrito por: Ariana Mendoza

Imaginense poder entrar por sólo un momento en la cabecita de sus hijos y descifrar qué es lo que están pensando, poder leer sus pensamientos y así poderles dar eso que están esperando. En otras palabras y digamoslo así: vamos a intentar escribir y adivinar la lista de deseos de nuestros hijos:

En mi caso con un niño de seis y otro de dos años…mmm para empezar no creo que los niños a esta edad tengan todavía una noción tan estresante del tiempo como nosotros los adultos, así que ese factor de ponerse límites o vivir bajo presión con metas de la mano de un tiempo limitado no existe, y a mi parecer todavía no tendría que existir en su corta edad. Sin embargo el diario correteo entre salir de la casa perdiendo los zapatos puede llegar a transmitirles un poco de ese estrés de los padres del cual deberíamos tratar de protegerlos.

Es más, estoy segura que los deseos de nuestros hijos se pueden convertir en aprendizaje potencial para nosotros los adultos:

1. Si están felices, los niños tienden a cantar y expresar su alegría y no piensan sólo disfrutan ese momento de estar simplemente feliz, no existe un pasado ni un futuro sólo el hoy.
Cúando fué la última vez que te pusiste a cantar en voz alta sin importar lo que digan los demás? y por el simple hecho de estar feliz? estoy segura que ganas no faltan ;)

2. cuando los niños son pequeños y todavía no pueden expresar exactamente lo que quieren debe ser un poco desesperante que tus propios padres no te entiendan; así que me imagino que el mayor deseo de nuestros hijos es poder expresarse y que les podamos leer la mente y correctamente. Al respecto, y como algunos padres ya confirmamos, estoy segura que éste deseo estaría en unos de los primeros puestos de su lista de deseos: “ahora que empecé a hablar no me podrán parar”. Y
nosotros los papás no podemos hacer más que ESCUCHARLOS! prestales atención, tengan en cuenta que han estado esperando este momento con ansias.

Con este punto, una vez más nosotros los adultos podríamos aprender a exactamente decir lo que queremos, ya que incluso teniendo los medios y formas de expresarnos aveces vamos dandole vueltas al mensaje que queremos transmitir en vez de ser claros y directos con lo que esperamos de los demás.

3. Jugar!!! ya sea simplemente ir al parque, fútbol ó manejar bicicleta… De cualquier manera poder liberar toda esa energía de la cual especialmente los más pequeñitos poseen. Independientemente de la edad que tengan estar al aire libre, cada salida es una aventura para ellos.

Si le pregunto a mi hijo mayor: “que quieres hacer hoy?” responde: “Jugar con mi amigo talcito e ir al parque” y si es de noche pregunta: “cuando sale el sol de nuevo?” y al día siguiente: “Ya es de día yeeee! MAMAAAA vamos a jugar?”
(y repito, para ellos no existe ni el factor tiempo ni la cantidad perfecta, nunca es suficiente).

y que buena lección nos dan nuestras hijos no?

En síntesis: CANTA si estás feliz, DISFRUTA la vida HOY: jugando con tus amigos, haciendo deporte, y PIDE lo que deseas, sólo tú sabes que és lo que quieres, expresa tus deseos y aprende también a ESCUCHAR el de los demás para nuevamente encontrarte en el primer punto de esta bella lista!

Que tengan un vida de niños, por lo menos recuerdala unos días de vez en cuando.

Niños bajo cero ó mamás bajo cero?

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Acompañado de esta temporada y cambios drásticos de la temperatura viene el reto de convencer a los niños de no desvestirse de golpe por los pequeños rayos de sol para evitar resfríos, y este tema puede conllevar a discusiones entre padres e hijos.

Sea cual sea el término que utilices, el decir: “por favor ponte la chamarra, ponte la chaqueta, trae el abrigo, put your coat on, siehe deine Jacke an” de cualquier forma, tono o en cualquier idioma es sinónimo de queja por parte de los pequeños, por lo menos en mi caso, que siempre tienden a responder:
“Pero a mi no me hace frío”, y tu sin saber como más explicarles la razón por la cual es indispensable entonces respondes:
“bueno, te pones la chamarra porque sí y ya!” Dando la excusa de ser la madre y saber más sólo por eso. Y lo entiendo, aveces ni a los adultos nos gusta andar vestidos como cebollitas y pesar 5 kilos extra en pura ropa.

Otra desventaja de esta época del año es que tenemos que poner el despertador más temprano por que se necesita más tiempo en simplemente vestirse para poder salir de la casa “bien abrigado”: doble media o medias panties, pantalón, camiseta térmica, saco, chamarra, chalina, guantes, gorra y/o orejeras, si es que no olvide de alguna otra prenda, y que tal esa cuando regresas a casa y ni siquiera terminas de cerrar la puerta y todos se comienzan a desvestir en un segundo como si estuvieran haciendo 30 grados? Es como si te diera claustrofobia dentro de tu propia ropa y tenemos suerte si se nos ve la cara!.

Incluso tienes que pensar en los zapatos adecuados porque se pone resbaloso, y comienzas a ser testigo de muchos malabares y bailarines en las calles tratando de mantener el equilibrio o buscando huellas que re-pisar para no terminar en el piso, esto es muy chistoso incluso cuando soy yo misma la que está en problemas jajaja, y ni les menciono el frio y trabajito que es el tener que limpiar el parabrisas del auto antes de poder partir luego de haber caído una nevada (ya no siento los dedos de la mano al terminar).

Y bueno incluso al ir al parque te das cuenta que luego de 15 minutos ya estas congelandote, y entonces ó empiezas a corretear con ellos ó elijes el título de malvada por el día ya que tus hijos te ven como tal por el hecho de no querer quedarte media hora más.

Tienen que tratar de entenderme ya que al haber crecido en un lugar donde las estaciones del año no se distinguen tanto como en Europa no puedo pretender disfrutar mucho esta época del año.

Pero ya basta de quejarme del invierno, este también tiene cualidades y las empiezas a apreciar justo cuando la época esta llegando a su final, por ejemplo jugar con nieve, resbalar en trineos, y patinar en hielo (por lo menos mientras estás en movimiento no estas titiritando los dientes).

Todos dicen que la clave esta en ponerse ropa adecuada, y no crean que no conseguí ya la ropa adecuada, para mi o para mis hijos pero yo creo que la clave está en darse, si es posible, una vacación del invierno, irse a un lugar con más grados y retomar energías.

20140302-155352.jpg

Los paradigmas de mis hijos

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Luego de haber invertido mucho tiempo en tratar de elegir un bonito regalo, quien dijo que a los niños les interesan los regalos si cuando los reciben le prestan mas atención al paquete o envoltura en la que vino. Muy a menudo en niños pequeños es ese el caso, o no? y ni mencionar el valor que le dan a las cajas grandes y vacías, esas son famosas y muy respetadas en esta casa y AY de mi!!! si pienso desecharlas sin el permiso previo de los que mandan aquí: los más pequeñitos.

Cuando intentó analizar qué cosas son las que los hacen felices, muy a parte de todo el amor que les puedas dar, me doy cuenta que, tomando el ejemplo anterior, no es el regalo sino el factor sorpresa. Y cuando todavía no hablan y no te pueden simplemente decir que es lo que quieren? Cómo saber qué es lo que necesitan? recordando nuestro ejemplo en la primera etapa: nosotros los papas empezamos a probar una cosa tras la otra:

“hambre no tiene”,
“el pañal esta limpió!, o se volvió a ca#$r” (le grita la mamá al papá),
“algo le duele”,
“cansado no esta, si acaba de despertar”, y el papá añade:
“dale lechita”, y tu piensas: “si este tuviera pezones entendería que no es la solución a este llanto”

jajajaja, y tengo que reírme porque como padres podríamos seguir excluyendo de la ecuación los factores que pensamos que son la razón de ese llanto de insatisfacción. Sin embargo, al estar pensando en todo esto olvidamos que es muy probable que simplemente quieran que juegues con ellos, pues claro, se aburren!. Igual que cualquier adulto si sólo tuviera que dormir, comer y ca#$r!

Es aquí donde el papá suele ser el candidato perfecto para entretener a los peques. No les pasa a menudo que tus hijos te llegan a ver (si, a nosotras las mamás) como la autoridad de la casa y ven a sus papás como a cuates con los que pueden jugar de forma, como les diría? menos segura y a la vez mucho más divertida? Pero claro, quienes son los que los hacen volar en el aire, o juegan al caballito?

quién quiere tocar el cielo con sus manos?

quién quiere tocar el cielo con sus manos?

Pero quién dijo que quiero ser la “mandona” de la casa? Yo también quiero ser la que hace “quatch” (palabra usada en alemán sinónimo de “tonterías” en español).

Tenemos tantos paradigmas en la sociedad que creo que dependen de cada uno cuestionarlos y encontrar un punto con el que estés feliz en tu papel de ya sea papá, mamá, ó papá y mamá, no creen?

“Quién dijo que esto es así siempre?” Si estamos conformes con el “así” de la oración anterior entonces no hay problema, pero cuando duden de él pues dejémonos llevar por nuestras propias convicciones.

Ya lo intente una vez y le dije a mi hijo: “yo también puedo alzarte así y hacerte volar” y me mira y responde: “mamaaaa” (con sus ojitos pensando: “cómo crees”?) como si yo estuviera hablando puro quatch.

Aveces no entiendo quién puso en la cabecita de estos pequeños algunos chips como esté de pensar que por ser mujeres somos más débiles? O por ejemplo: que un niñO no se pueda poner algo que lleve color rosa, quien dijo que el color rosa es sólo para las nenas?. Al parecer los adultos han superado este tipo de paradigmas pero por qúe están incluidos en el chip de los más pequeños?

Como este “quien dijo que” habrán millones. La idea es identificar los paradigmas que necesitas cuestionar y dejar crecer a tus niños sin la necesidad de ellos, ó dejarlos crear sus propias convicciones respetando y aceptándolas y enseñándoles a respetar las del resto.

Yo por mi lado, estoy sacando músculos para poder alzarlos después de sus 15 kilos, como si tuvieran peso pluma todavía, y a ver si los hago volar con éxito algún día.

Otoño 2013: mis top 5!

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Así de rápido se pasa el tiempo, erase un verano 2013 y ahora ya casi dando la vuelta la página del otoño.

En esta temporada se cambia la hora en Europa y yo, habiendo sido criada en un continente sin necesidad de tener este tipo de ajuste de horario, sigo sin entender la necesidad de hacer que tu día sea más corto, se dice que es para aprovechar más la luz natural del día debido a la oscuridad característica de noviembre; esto significa para mi que aveces diré “buenas noches” cuando saludo sin darme cuenta que son las 5 de la tarde:(.

Y ni menciono la re programación de la hora de dormir de los niños, la pequeñita de mi casa no se deja engañar, desde el cambio de horario su hora de dormir de adelanto en 60 minutos y ahora me esta todavía costando integrarla a esta nueva tendencia en sus cortos 19 meses de vida.

Pero bueno vamos al grano, aquí comparto con ustedes mis top 5 del otoño este año:

1. Volantines: Ya sea hecho en casa o comprado, es algo tan divertido para todos en la familia, y sin importar donde estén. Lo único que necesitan es un poco de viento, el volantín y las ganas!.
Si están en Berlín les recomiendo el antiguo aeropuerto famoso de Tempelhof, ahora conocido como Tempelhofer Park (tienes pista para todo).

all rights reserved @love2betheirmom.com

Drachen steigen lassen – all rights reserved @love2betheirmom.com

2. Vamos al bosque: A recolectar hojas de colores, castañas y a corretear en el intento de que la naturaleza nos de las energías que necesitas en esta época.

 Bosque de Grunewald- Berlín - all rights reserved @love2betheirmom.com

all rights reserved @love2betheirmom.com

3. “Puppen Theater” (teatro de marionetas): Yo me divierto viendo la cara de mis hijos, y como no se cuanto tiempo más estarán tan sorprendidos al ver hablar a marionetas es que intentó llevarlos a menudo especialmente cuando el clima amerita este tipo de actividades “indoors”.

4. “Kurbis fest”: (fiesta de la calabaza), No, no es Halloween , es simplemente una fiesta donde se explota el concepto del zapallo, es una típica fiesta en las calles de Berlín donde puedes comprar desde mermeladas, y descubrir los tipos de calabazas que existen y probar de todo lo relacionado a? la calabaza, claro!.

5.”laterneumzug” (desfile de farolitos) ó fiesta de San Martin: es otra actividad muy típica de las fechas. Pueden crear juntos sus propias laternas o comprarlas pero nunca usen velas para encenderlas, nosotros hicimos algunas y para ello usamos cajas de leche vacias (actividad aprendida en el kindergarten).
Y lo bonito son las canciones que acompañan este desfile.

all rights reserved @love2betheirmom.com

Ich gehe mit meine Laterne – all rights reserved @love2betheirmom.com

Y…ustedes que actividades tienen con sus hijos en otoño?
Vamos a prepararnos para el invierno y las otras muchas cosas bonitas que esa época trae consigo.

El significado de la palabra GRACIAS

escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Si podemos aprender algo de otras costumbres, por qué no? El día de acción de gracias (tradición americana y canadiense) es una oportunidad que me recuerda la importancia de agradecer en general por todo aquello que uno recibe, pero me pregunto lo siguiente:

Por qué hacerlo conscientemente sólo una vez al año?

Y por qué no utilizar este día para regalarles a nuestros hijos una de las mejores enseñanzas de vida? el significado de estas 7 letras: G-R-A-C-I-A-S
Decirlo es fácil y nosotros los papás, usualmente insistimos repetiéndole a nuestros hijos:
cómo se dice?” “qué te hé enseñado?” y de nuevo: “cómo se dice?
los niños educados dicen gracias” y nos sabemos frases como estas a montón; pero hablando en serio…. este tipo de insistencia tiene, a mi parecer, el efecto contrario en ellos.

A la larga aprenderán a decirlo por obligación y porque tienen que obedecernos (y pensamos: “obvio nuestros hijos tienen que aprender buenos modales”) y SÍ, no digo que los modales no sean importantes pero creo que el simple hecho de decir esa palabra sin entender su significado no es enseñanza alguna y los modales dejan de ser importantes.

Y estarán pensando:”que fácil que es hablar de lo que hacemos mal” pero ojo, es una autocrítica en mi rol de madre que quiero compartir con ustedes. Así que la pregunta es: y cómo les enseño dicho significado a mis hijos?.

Y NO, no les voy a dar la versión que todos ustedes podrían buscar haciendo “google” jajaja, yo sólo comparto el “cómo” les expliqué hoy a mis hijos de donde me sale a mí la palabra GRACIAS y no crean que fué fácil.

Primero le pregunté a mi hijo:
cuando dices gracias?
y me respondió:
cuando alguien me invita algo, ó me da un beso
(y NO, no crean que le pregunté quien le esta dando besos jajaja)
le dije:
y qué sientes cuando alguien te invita algo o te da un beso?
me pongo feliz” me respondió sonriendo y agregó “ahhh entonces gracias es cuando me pongo feliz?” y asi me dí cuenta que hablando con él se daba la oportunidad de enseñarle que esta palabra se la tiene que sentir primero para poder decirla.

Para terminar de robarle su completa atención, le expliqué lo que yo entiendo bajo la palabra gracias, mas o menos le dije lo siguiente:

Si alguien o algo me hace feliz digo gracias por una ó por las 100 sonrisas que me causó esa persona o el momento, porque si no estuviera ahí yo no me sentiría así.
Con el tiempo incluso aprendí a agradecer a personas o momentos que me pusieron tristes, porque me enseñaron mucho.

Aveces doy gracias por el aire que respiro por el simple hecho de poder sentirlo.

Lo bueno de la palabra gracias es que si la usas de verdad, nunca se gastará, es más tendrás muchas oportunidades más para sentirla y repetirla“.

No me pregunten cuanto tiempo se quedo mi hijo escuchándome, pero lo importante es empezar y ser consecuentes. Mi consuelo es saber que de todas formas el empeño que invertimos con amor en nuestros hijos mostrarán sus verdaderos resultados cuando ellos crezcan.

Que tengan un año lleno de días de acción de gracias.

@love2betheirmom.com all rights reserved

@love2betheirmom.com all rights reserved

Halloween: Sí ó No?

escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Esta es una pregunta que no me hice hasta ahora: ser o no ser parte de esta fiesta?, la razón el simple desinterés de mi hijo por esta fiesta en sus primeros 5 años; y por mi parte, la facilidad claro de aceptar su decisión.

Sin afán de juzgar a nadie creo que hagan lo que hagan los papás con sus hijos este día, adaptarán sus elecciones a los deseos de sus niños, recordando claro, que nosotros somos los adultos con la capacidad de razonar si esa decisión es buena o no y tomando en cuenta las distintas personalidades e intereses de nuestros hijos y las precauciones que ameriten.

Muy independientemente de la religión que tengas si festejas este día tienes, desde mi punto de vista, el siguiente score ya sea a favor o en contra de las fiestas de Halloween:

1. Disfraz: Quieran o no, no son sólo los niños los aficionados a los disfraces sino también los adultos, que pensamos en formas ingeniosas de tener un toque auténtico y demostrarlo por lo menos una vez al año.

Pero siendo sinceros, no es el único que día que tenemos para hacer uso de este ingenio, podemos sencillamente un día vestirnos o vestir a nuestros niños con esos disfraces en la casa e incluso llevarlos a la guardería o hacer una reunión de juego con un disfraz si se puede y quiere. Existen muchas otras fiestas más divertidas que esta: carnaval por ejemplo!.

Digamos que la puntuación para el primer punto es un empate (0:0).

2. Dulces: mmmm esto es algo que no necesariamente habla a favor de esta fiesta, se que se trata de una vez al año pero cual es la necesidad de darles tantos dulces a los niños? Tampoco los puedes racionar una vez que están en su posesión ya que terminas siendo la verdadera bruja de la fiesta.
Aquí no encuentro punto a favor (1:0).

3. Salir a confraternizar con las momias, brujas, vampiros, etc que van por las calles en busca de: dulces y/ó lucir el outfit? incluso siendo una mujer adulta me causa un poco de miedo y creo que no es algo que haga con placer como ver una película de terror jajaja ( creo que me deberían pagar para ello y no al contrario).

Si les explico a mis hijos el factor de fantasía detrás de ello al final no es necesario ni siquiera salir si les doy un susto gratis que definitivamente no necesitan! Quieran o no las primeras impresiones son las que cuentan.

Lo siento Halloween! (2:0) en contra.

4. Dulces o travesuras?: nunca vi que si no se consigue lo que se pide (dulces, en este caso) se proceda a la decoración de la casa por medio del lanzamiento de huevos, ó de la mala utilización del papel de baño; debo admitir que me causaría gracia :) , pero nuevamente no es algo que cambiaria mi opinión al respecto.

El partido está casi decidido en contra de Halloween en esta jornada pero en una última oportunidad de salvar al equipo perdedor en este post se asoma al arco el número cinco.

5. Cortamos la calabaza? pero claro!!!
y yo pregunto: “cara fea ó cara bonita?”
“fea mamá”, responde el capitán de mi equipo; con lo cual se da finalización al partido de hoy (3:1), y así Halloween se retira con un sólo gol a favor.

Nuestra calabaza! @love2betheirmom.com

Nuestra calabaza!
@love2betheirmom.com

Concluyendo esta contienda, puedes tomar lo que te convenga del paquete de Halloween ó de cualquier otra fiesta, al final de cuentas TÚ fijas las reglas de tu propia cancha. Lo más importante es que se diviertan!

Mama: “out of order”

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Les escribo desde la cama de la clínica, gracias a Dios nada grave, sólo una operación programada pero indispensable, y me reporto luego de casi dos semanas por eso mismo, para contarles que hacemos aquellos que no contamos con el apoyo FÍSICO de la familia en momentos de urgencia como estos.

Creo que esta demás explicar que la distancia es lo único que hace imposible recurrir a la ayuda de tu familia, cuando resides en el extranjero.

Existen altas y bajas y la vida sigue teniendo el mismo programa de siempre a pesar de las barreras que aveces necesitas saltar (si se puede) o cruzar a pasos cortos.

Tuve suerte por haber podido programar esta operación de no haber sido posible así, creo que un plan de contingencia acordado entre los papas no estaría de más, como POR EJEMPLO hablar con amigos, poner teléfonos importantes a la mano de todos: familia, pediatra, kinder, médicos, ETC.

Independientemente del tipo de emergencia que tengan, los niños necesitan tener su misma rutina y no llevarse sorpresas. Si saben que no estarán en casa hasta 4 días, contarles lo que tienes planeado, yo les dije que me podrían visitar, que vuelvo en unos días, que me curarán y que no tienen porque preocuparse. Fácil no es, pero estoy segura que es mejor que desaparecer y dejar que otros hagan las explicaciones del caso.

Muy a parte de apapachar a mis wawas antes de irme a la clínica y declararme “out of order” hice lo siguiente: como no podemos poner “pausa” a la vida cuando uno u otros se encargan de declararte “Fuera de servicio”, sea cual sea la razón, y los niños tienen que ser vestidos, alimentados, llevados y recogidos del kindergarten (gracias Dios por el kinder!!!); los cuentos tienen que ser contados y los trabajos de los papas necesitan ser trabajados ;) jajaja y la comida y casa listas diariamente, necesitamos organizar clones que hagan las cosas por uno, y gracias a Dios para todo hay solución, por lo menos una temporal en mi caso.

Pues tratamos de dejar todo listo como para que quien sea que se vaya a ocupar de cumplir con nuestro rol, lo logre sin mayor problema y menor molestia extra!

Procura cancelar todas la citas o postergarlas, por lo menos las que no sean indispensables durante los días de incapacidad, no quieren que aquellos que los estén apoyando tengan más cosas que hacer que las estrictamente necesarias.

Contacta a tu seguro medico, aquí en Alemania, dado que ya te fajan un montón por tener seguro es muy probable que si solicitas ayuda durante tu periodo de convalecencia, tu seguro cubra una parte de los costos de contratar a alguien para que te ayude con los niños y quehaceres en la casa.
Ojo: este tipo de solicitud se puede hacer solamente previamente a una incapacidad y con un respaldo del médico que asegure la necesidad de dicha ayuda debido a tu respectivo caso.

Como ambos trabajamos, yo tengo baja médica y mi marido dos días de vacaciones que sacó para acompañarme en la clínica el día de la operación y claro para que nuestro apoyo se haga parte de la rutina de los niños.

Durante el tiempo en que me reemplazan en todos mis roles: trabajo, ama de casa y mama, deje claras las citas pendientes enviando una cita de todos los rubros impostergables entre los más importantes: un cumpleaños, al que hijo estaba invitado durante semanas (regalo incluido) jajaja es que si toman en cuenta lo importantes que son esas citas para sus hijos recibirán más abrazos de ellos por poner sus planes también en prioridad; torneo de fútbol, para lo cual mi marido y amigos se tomaron el tiempo de preparar una torta (ya que es requisito llevar una a este tipo de inauguraciones en ligas menores), etc.

Por otro lado el buen esposo que me mandó Dios se ocupara antes de retornar a sus obligaciones laborales de llenar el refrigerador, ver el menú de la semana y dejar la comida pre-cocinada y congelada el fin de semana (el se gana otra medalla al lado del apoyo extra de buenos amigos)a quienes denominó ángeles con los que me encuentro muy a menudo en la tierra.

Sin importar el problema o barrera que estés tratando de sobrellevar mira el lado positivo de las cosas, nunca estas realmente solo y, en mi casó, unos 4 días en la clínica son la oportunidad que tengo de recuperarme y cuidar de mi misma (aunque de forma obligada) pero necesaria. eso si, desearía no tener ningún tipo de dolor acompañado a este tiempo de recuperación.

Como no disfrutar de este lindo otoño con una vista así desde una ventana en la clínica no creen?:

Clínica Park Sanatorium Dahlem @love2betheirmom

Otoño desde la ventana de la clínica: que bonita vista no?

Tengo que admitir que a pesar del mal estar que tenga prefiero ser parte de los torneos de fútbol, estar correteando entre el trabajo que me motiva, el kinder, kung fu de uno, entre ordenar mi casa y cocinar mientras la salud reúne mi hogar y poder seguir siendo simplemente parte de.

Así que a ser positivos y esperar poder pronto volver a la rutina de la que aveces me quejó tanto, pero sin la cual no podría dejar de vivir: mi vida normal!

Los “súper poderes” de ser mamá

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Todas las mamás tenemos poderes que aveces ni nosotras mismas entendemos.

Estoy segura de no ser la única que trata de entender cómo logramos todo lo que logramos y de donde salen estos benditos “poderes” para hacer todo lo que hacemos, sin ellos nos sentiríamos seguramente como superman en un cuarto lleno de criptonita.

Esta es sólo una versión de los poderes que tenemos como mamás, cada una desarrolla otras versiones pero el resultado final, dada la buena intención que nos caracteriza, llega a ser siempre buena; a medida que pasa el tiempo estoy segura que vamos desarrollando nuevos y perdiendo algunos pero siempre serán los necesarios para enfrentar los retos que tenemos.

Muy a parte de tener el poder de soportar los dolores de las contracciones y el parto (dolor que las mujeres tienden a olvidar muy rápidamente porque sino el futuro de la reproducción humana estaría en peligro) somos milagrosamente proveedoras de la leche materna que no sólo los alimenta sino que también tiene propiedades inmunológicas extraordinarias.
Eso sí, debo admitir que dar de lactar fué en sí una experiencia maravillosa que NO quiero repetir, lo siento!!! Es un bello recuerdo, pero quien dijo que tener este tipo de poderes fuera fácil?

Las mamis tenemos el poder de la perseverancia jajaja, no nos rendiremos hasta lograr lo que queremos!! y me río nuevamente y les pregunto: pero qué és lo que queremos? pensando en nuestros hijos es simplemente: darles amor, tener la paciencia necesaria y la sabiduría para educarlos, que estén saludables, que crezcan, que aprendan y sean fuertes en esta vida, que tengan buenos amigos, y taaaantas cosas más que no entrarían en esta página si las escribiera todas.

Pero para lograr toda la lista mencionada anteriormente y después de pedirles muy cordialmente: ordena tu cuarto, lávate las manos, siéntate en la mesa, come antes de que se enfríe, lávate los dientes, ponte el pijama, duérmete ya (ya te conté.. no uno sino TRES cuentos), etc., te das cuenta del increíble poder de estos primeros números: 1,2,3 (con tonto alargado y con la voz un poco más alta de lo normal, si saben a lo que me refiero no?).

Siempre fuí medio mandona pero este poder, en mi caso por lo menos y hasta ahora, siempre funciona:
uuuuuuuuuuno,
doooooooooooooooooooooos, y …

Me pregunto cuanto más durará ya que ni yo sé que haría si al llegar al tres no pasa NADA. Tenemos que comenzar a pensar en los riesgos de comenzar a perder este tipo de poderes.

Y bueno también tenemos el poder de hacer dormir a nuestros hijos, desde pequeñitos el olor de la mamá y el latido de su corazón y simplemente estar con ella es síntoma de tranquilidad y sinónimo de “dormir”. Pero a medida que crecen y tú deseas la independencia de tus hijos ya no puedes tenerlos en brazos para que se duerman y entonces la hora de dormir se convierte en una tarea más difícil que requiere de poderes aún más especiales combinados con muchas dosis de paciencia.

También tenemos el poder del “lazo de la verdad”, SÍ, así es, como la mujer maravilla, porqué? Sea lo que sea que nuestros hijos tengan en mente, ó cuando se quedan más callados de lo normal, sabemos automáticamente que están planeando alguna travesura. No es por nada que los conocemos desde que se veían como un pequeño garbanzo en las ecografias e incluso hasta mejor que ellos mismos y sabemos cuando mienten también. Les es familiar el “Caballito blanco” o el “caballito negro” que pasa por la frente cuando uno miente? ese también funciona todavía.

Ó cuando se caen y se lastiman tú, como mamá, tendrás el poder de consolarlos y claro el botiquin a la mano para ponerles la curita de Batman, cars, o winnie de pooh; pero el abrazo, beso y las palabras que vienen con ello:
“levántate, tu puedes!!!”
tendrán para ellos siempre un poder confortante que los ayudará la vida entera y éste no tiene comparación y és al mismo tiempo el poder más importante y el más fácil para nosotras.

Así que mamis: vamos a disfrutar de los poderes que nos hacen super mamás y super mujeres y siéntanse orgullosas por lo capaces que somos!!!

Puede ser una simple coincidencia pero ahora sé que escojí bien mi dizfraz a los 4 años y les agradezco a mis papas por el apoyo emocional y por no cansarse de repetirme que para todo hay solución.

La mujer maravilla

“El disfraz que mejor le sentaría a una mamá”
Copyright @love2betheimom.com

Muchos años después aveces siento que tengo puesto ESE mismo traje.

La independencia de tus hijos

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

En el momento en el que uno se convierte en padre, el mundo da un giro de 180 grados, todo empieza a girar alrededor del bienestar de el nuevo ser que te eligió como guía y responsable de su vida, pero OJO, esta dependencia no es eterna, o por lo menos no debería serlo.

Si me preguntan como mamá, les puedo ser sincera y decir que cuando te das cuenta que tus hijos ya son personas que pueden valerse por sí mismas (por más chiquititos que se vean), sientes una mezcla de:
1) orgullo;
2) alivio, por saber que son fuertes y podrán con toda prueba que la vida les ponga (ó al menos siempre estaremos rezando porque así sea); y al mismo tiempo,
3) tristeza, porque ya no eres tan imprescindible para ellos.

Érase una vez hace mucho tiempo atrás cuando yo tenía mucho más poder de decisión sobre la vida de mi hijo (y me tengo que reír porque él tiene sólo 5 años). Él se proclamo independiente a sus 3 cuando ya no quería que lo ayude ni a vestirse, ni a comer, lo cual demandaba un poco más de mi paciencia porque, como siempre los adultos vivimos a contra del reloj. Sin embargo, uno también aprende como padre a saber esperar y ser paciente (ó simplemente no tenemos otra opción más que empezar a aprender), ahora él levanta su plato de la mesa, ayuda en la casa, nada sólo y me repita extra: “mamá yo puedo solo” ;) .

Normalmente yo escojía su ropa en las noches y se la ponía en su cuarto lista para que se vista en las mañanas para irnos: yo a trabajar y él al kinder; a mi hija menor todavía tengo el gusto de vestirla como a mi muñeca.

De alguna manera me encanta darme cuenta que mis hijos por más chiquitos que sean ya pueden tener un criterio propio y lo que, en muchas ocasiones, todavía me sorprende, es la capacidad con la que se adaptan a nuevas experiencias, por ejemplo: mi hija empezó a ir a la guardería y ahora cada que me despido, ella entra caminando con sus pasos pequeños y me dice chao con su manito sin siquiera dar la vuelta (y quiero tomarlo como una buena señal, el que ella ni se dé por aludida y le guste ir a la guardería a hacer su vida social; peor sería si se pusiera a llorar a diario cuando la dejo para irme a trabajar no?, pero tengo la impresión que a la única que le sale una lágrima invisible es a mi, cuando sigo despidiendome desde la puerta).

"los hijos son como pajaritos alistándose para alzar el vuelo" @Love2betheirmom.com

“los hijos son como pajaritos alistándose para alzar el vuelo” @Love2betheirmom.com

Mi papá solía decirme a mí: “los hijos son hijos de la vida”, basado en el poema de Kahlil Gibran y ahora entiendo porqué.
También escuché a alguien decir que los padres somos como puentes para que los niños se preparen a caminar y vivir su vida con nuestros hombros sólo de apoyo.

Debo admitir que estoy empezando a sentir esa nostalgia a la que le llaman tiempo, de saber que está volando (como decimos usualmente cuando en un abrir y cerrar de ojos tu bebé ya no es bebé, tu niñito ya no está tan chiquito y nuevamente tienes la impresión de tener tiempo para tí).

No me lo tomen mal, estoy contenta por tener tiempo para mi, y para mi pareja pero cuando ya tomaste control sobre el hecho que tu mundo gire alrededor de éstas pequeñas y tan importantes personitas en tu familia, es difícil que te imagines tu vida sin ese “estres de ser padre” nuevamente o no?.

No les pasa que cuando salen de ese rol, y se encuentran con amig@s, colegas ó si salen sólos con su pareja, el primer tema que tocan y las primeras fotos que muestran son las de sus hijos? (yo me río porque cuando salgo sóla con amigas ó estoy en plena cena de aniversario tengo que recordarme a mí misma que, si bien es bello ser mamá, todos necesitan la misma cantidad de atención: los amigos, los colegas, tu espos@).

Tengo que compartir con ustedes cúal fué la pregunta que le hice a mi esposo en nuestro anversario recientemente, ésta es una pregunta típica, por así decirlo, ya que la recibe de forma anual, le pregunto:

“Porque me amas? y él responde:
“por lo mismo del año pasado”
(jajajaja, y sí: me muero de risa y disfruto también de las ocurrencias de mi pareja y hasta las anoto).

Siempre anoto las cosas que me causan alegría y hasta tristeza pero sobre todo anoto todos los primeros pasos de mis hijos en todo sentido con fechas y sus citas: cuando me hacen reir, renegar, ó preguntas y razonamientos de niños tan chiquitos:
“mamá: donde se fué el sol?
a otra casa?”.
Al final de cuentas todos los padres somos fans de nuestros hijos o no? entonces por qué no tener un libro para cada miembro de la familia.

Los pequeños tienen cada ocurrencia, por así decirlo, son pura sinceridad andando;). Me pregunto en que momento perdemos esa bella parte de simplemente “ser” no? Seguramente cuando la edad del burro toca la puerta.

Hace unos días le digo a mi hijo:
“Ven tengo un secreto que contarte” y el responde todo serio: “dime mama?”
Y yo toda emocionada insisto: “pero ven, te lo digo al oído”, él acerca su oído y yo le digo suavito:
“Sabías que te amo con tooooooooodo mi corazón?”
Y me responde sonriendo y riendo: “ayyyy mama pero si eso no es ningún secreto”.

Y es si como empiezas a ser la mamá cargosa que anhela besos al despedirse de sus hijos, así que para terminar este capítulo: disfruten de sus hijos en todo momento especialmente cuando están chiquititos y no se pueden quejar (y aún que se quejen yo los voy a llenar de besos siempre), y a todos quienes somos hijos: besen a sus padres y agradezcanles por todo lo que son (este segundo consejo lo llegas a entender más cuando te conviertes tú mismo en padre).

Por eso trato de aprender a ser más paciente cuando las cosas no salen como me las imaginaba, o con la rapidéz que esperaba, como cuando a un minuto de salir el pañal está lleno y necesita un cambio DE NUEVO, ó cuando todo esta listo para ir al cine con tu pareja (luego de ya no sé cuánto tiempo atrás) tienes alguién que los cuide y de repente le da fiebre y te quedas en casa cuidándolos, ó cuando luego de que los niños estan vestidos y listos para ir al kinder se les derrama la leche encima y tenemos que empezar de cero todos de nuevo: ellos con su proclamación de independencia y tú con la paciencia y amor que ese proceso requiere.

Así que sí, nos PASA A TODOS, se lo hicimos a nuestros padres y ahora nuestros hijos nos la hacen a nosotros. Pero que ciclo más bonito no?
Vamos a disfrutarlo!

1 2 3