Posts Tagged ‘Embarazo’

El recuerdo de mi embarazo

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

 

Hoy me hiciste llorar a mares y reir a carcajadas,
creas en mi sentimientos que no recuerdo haber tenido nunca.

No te conozco todavía, no sé tu nombre,
sólo sé de donde vienes y te puedo asegurar que ya eres todo para mí

No podré amar a nadie más que a tí.

Te espero con ansias y nervios y sólo te pido que me ames y tengas paciencia
yo también tengo mucho que aprender.

De algo ya estoy segura: te agradeceré el resto de mi vida por dejarme ser

tu mamá.

Puedo contarles muchos detalles de mi primer y segundo embarazo, pero el que me gustaría compartir con ustedes es este: la primera carta que le escribí a mi hijo estando yo de 3 meses de embarazo.

La experiencia del embarazo es para cada mujer una vivencia única, no creo que se pueda comparar emociones pero sí talvez síntomas. Mis dos embarazos tuvieron como único factor común: la odiada nausea, en mi caso no era sólo matinal, y no duró sólo un trimestre, pero independientemente de ese mal estar contínuo, pude, como cualquier mujer embarazada (asumo), descubrir muchas cosas nuevas sobre mí, y empezar a admirar lo increible que puede ser ese nuevo proceso de aprendizaje que uno vive desde el minuto que uno se entera que está esperando un bebé.

Tengo dos hijos, y la experiencia de cada embarazo fué totalmente distinta: uno sin complicación alguna, epidural y un parto de 14 horas; el otro con todos los miedos que una madre puede tener en el proceso del embarazo terminando con inducción temprana y sólo 3 horas de parto natural.

Gracias a Dios ambos son niños saludables, y tengo mucha suerte de tenerlos en mi vida, por ellos recibí el mejor título de la vida: el poder ser llamada “mamá”.

Aveces pienso y siento que uno siempre necesita de su mamá sin importar la edad que tenga, uno está totalmente convencido que ella tiene la solución y respuesta correcta a todas tus inquietudes. Y porque ahora sé lo que significa ser madre y el reto que significa, es que le agradezco por todo y de corazón a la mía.

Le agradezco al cielo el regalo que me dió, no solo una vez sino dos.

Sé que quiero ser el mejor ejemplo para mis hijos, porque gracias a ellos es que yo soy cada día una mejor persona, o por lo menos intento serlo y sé que no soy perfecta y que tengo mucho que aprender y dar.