Posts Tagged ‘papa’

Oda a mi Pa


escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

mi papa y yo

Oda a mi Pa.
@love2betheirmom.com

Aquel que no sabía lo que significaría tener a personitas viéndolo como a su propio héroe de película.

Él que con una mano calurosa te abrazaba hasta el alma.

Ese que con una mirada “cool” y aveces un poco pensativa y perdida pretendía ocultar sus miedos. Ese que hasta en los peores momentos nos demostró fortaleza y brindó seguridad, pero en el fondo nunca dejó de ser uno de nosotros:
un niño más,
y el mejor complemento de mi mamá.

Él que coleccionaba y escuchaba música a todo volumen como un adolescente, el que nos pagaba para que con tinta en papel le saquemos textos a su música favorita.

Él que nos enseño a apreciar lo bueno y por quien ahora sigo tratando de recolectar esos añorados recuerdos.

Él que mantendré siempre en mi memoria con los hoyitos que caracterizaban su chueca sonrisa, ese que irradiaba alegría.

Él que sabía como disfrutar de la vida.

Él que te daba consejos con el profundo deseo de que lo viéramos como un amigo más. Él, ese que logró ser un amigo, y nunca se conformo con el sólo respeto que ya cargaba con su rol.

Ese que no cabe bajo ninguna descripción porque para nosotros él significaba todo.

Él que nos enseñó lo que realmente tiene valor. Que aquello que mas deseas de corazón es por lo que se tiene que luchar y lo cual nunca olvidaras.

Él que te sonreía a pesar de haber tenido un mal día.

Ese que me llamaba “mamita”.

Ese, ese, y mucho más: ese era mi papá.

(En honor a Nelson Mendoza T. “Pa”)

Los paradigmas de mis hijos

Escrito por: Ariana Mendoza Rodriguez

Luego de haber invertido mucho tiempo en tratar de elegir un bonito regalo, quien dijo que a los niños les interesan los regalos si cuando los reciben le prestan mas atención al paquete o envoltura en la que vino. Muy a menudo en niños pequeños es ese el caso, o no? y ni mencionar el valor que le dan a las cajas grandes y vacías, esas son famosas y muy respetadas en esta casa y AY de mi!!! si pienso desecharlas sin el permiso previo de los que mandan aquí: los más pequeñitos.

Cuando intentó analizar qué cosas son las que los hacen felices, muy a parte de todo el amor que les puedas dar, me doy cuenta que, tomando el ejemplo anterior, no es el regalo sino el factor sorpresa. Y cuando todavía no hablan y no te pueden simplemente decir que es lo que quieren? Cómo saber qué es lo que necesitan? recordando nuestro ejemplo en la primera etapa: nosotros los papas empezamos a probar una cosa tras la otra:

“hambre no tiene”,
“el pañal esta limpió!, o se volvió a ca#$r” (le grita la mamá al papá),
“algo le duele”,
“cansado no esta, si acaba de despertar”, y el papá añade:
“dale lechita”, y tu piensas: “si este tuviera pezones entendería que no es la solución a este llanto”

jajajaja, y tengo que reírme porque como padres podríamos seguir excluyendo de la ecuación los factores que pensamos que son la razón de ese llanto de insatisfacción. Sin embargo, al estar pensando en todo esto olvidamos que es muy probable que simplemente quieran que juegues con ellos, pues claro, se aburren!. Igual que cualquier adulto si sólo tuviera que dormir, comer y ca#$r!

Es aquí donde el papá suele ser el candidato perfecto para entretener a los peques. No les pasa a menudo que tus hijos te llegan a ver (si, a nosotras las mamás) como la autoridad de la casa y ven a sus papás como a cuates con los que pueden jugar de forma, como les diría? menos segura y a la vez mucho más divertida? Pero claro, quienes son los que los hacen volar en el aire, o juegan al caballito?

quién quiere tocar el cielo con sus manos?

quién quiere tocar el cielo con sus manos?

Pero quién dijo que quiero ser la “mandona” de la casa? Yo también quiero ser la que hace “quatch” (palabra usada en alemán sinónimo de “tonterías” en español).

Tenemos tantos paradigmas en la sociedad que creo que dependen de cada uno cuestionarlos y encontrar un punto con el que estés feliz en tu papel de ya sea papá, mamá, ó papá y mamá, no creen?

“Quién dijo que esto es así siempre?” Si estamos conformes con el “así” de la oración anterior entonces no hay problema, pero cuando duden de él pues dejémonos llevar por nuestras propias convicciones.

Ya lo intente una vez y le dije a mi hijo: “yo también puedo alzarte así y hacerte volar” y me mira y responde: “mamaaaa” (con sus ojitos pensando: “cómo crees”?) como si yo estuviera hablando puro quatch.

Aveces no entiendo quién puso en la cabecita de estos pequeños algunos chips como esté de pensar que por ser mujeres somos más débiles? O por ejemplo: que un niñO no se pueda poner algo que lleve color rosa, quien dijo que el color rosa es sólo para las nenas?. Al parecer los adultos han superado este tipo de paradigmas pero por qúe están incluidos en el chip de los más pequeños?

Como este “quien dijo que” habrán millones. La idea es identificar los paradigmas que necesitas cuestionar y dejar crecer a tus niños sin la necesidad de ellos, ó dejarlos crear sus propias convicciones respetando y aceptándolas y enseñándoles a respetar las del resto.

Yo por mi lado, estoy sacando músculos para poder alzarlos después de sus 15 kilos, como si tuvieran peso pluma todavía, y a ver si los hago volar con éxito algún día.